Archive Tag:Doñana

Doñana se muere

La semana pasada se cumplió el plazo para que España (el Gobierno y la Junta de Andalucía) enviase a la Unesco su evaluación sobre Doñana a raíz de las advertencias del organismo internacional sobre el estado de una de nuestras más preciadas joyas ecológicas y la mejor representación que tenemos de ecosistemas tan valiosos como los humedales. En función del análisis que haga la Unesco de ese informe (y de la realidad), Doñana puede pasar de ser patrimonio protegido a entrar en la lista negra de patrimonio amenazado.

La actual preocupación por el estado de Doñana no es algo nuevo; las advertencias, tanto de la Unesco, como de la UE, como de las ONG, vienen ya de lejos. Sin embargo, no se están tomando medidas. Ni las urgentes ni las importantes; ni pensando en el medio y largo plazo, ni tampoco en el corto, para resolver la situación de permanente amenaza que pende sobre el espacio, hasta ahora presuntamente protegido. La autorización del Ministerio de Energía —mientras el de Medio Ambiente mira para otro lado— del proyecto para convertir Doñana en un almacén de gas solo es la última de las lamentables decisiones que se están tomando sobre este entorno privilegiado.

 

 

Los desafíos para blindar esta joya llamada Doñana son muchos; desde la extracción de hidrocarburos hasta el proyecto de dragado del Guadalquivir, pasando por la extracción —más allá de lo razonable— del agua del acuífero, que es un ataque directo al corazón de la marisma. A esto hay que añadir la contaminación de esas aguas con pesticidas y productos usados en la agricultura intensiva que lo cercan, las presiones urbanísticas que no cesan, o las exigencias recurrentes de proyectos de infraestructuras de carreteras que atraviesen el parque.

Si la UNESCO decide nombrar a Doñana patrimonio amenazado, es posible que sea el punto de inflexión para salvar el parque.

Ante todo ello la respuesta enviada a la Unesco es que el estado de Doñana es “satisfactorio”. Y luego incorporan toda una serie de matices a esa respuesta: aseguran que no se autorizará el dragado “en profundidad” del río Guadalquivir, sin aclarar qué implica el término “en profundidad”; o que la mina de Aználcollar, cuyo desastre en 1998 alcanzó el parque, no tiene “proyecto de explotación”; aunque existe una adjudicación y el Ayuntamiento ya están lanzando los procesos de contratación. Todas esas excusas no suenan mucho mejor que cuando esgrimieron el cambio climático para evitar la sanción por el deterioro de Doñana. Ese cambio climático tan preocupante que ni se acordaron de ratificar el Acuerdo de París hasta que llegó la cumbre de Marraquech.

Puedes leer el artículo completo aquí.

Artículo publicado originalmente en El País el 15/12/2016 y elaborado conjuntamente con Juan López de Uralde, coportavoz de EQUO y diputado.

 

Equo recopila 8.000 firmas para proteger Doñana de amenazas medioambientales

Representantes del partido ecologista Equo han recopilado más de 8.000 firmas para proteger y garantizar la conservación del Parque Nacional de Doñana (Huelva) que han sido entregadas esta mañana en la sede del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

Junto a las firmas, los ecologistas han presentado una propuesta para “blindar” Doñana hasta 2050 que sea coherente con los acuerdos climáticos adoptados en la Cumbre de París del 2015, ha expuesto la diputada por Andalucía del partido, Carmen Molina.

Entre las presiones que sufre el parque están los trabajos que comenzaron en septiembre para convertir el subsuelo de Doñana en un almacén de gas, además de la agricultura intensiva, urbanizaciones costeras y actividades industriales, entre otras.

Molina ha asegurado que “el gobierno de Susana Díaz debería ejercer sus competencias retirando las autorizaciones que tienen las canalizaciones de gas que se están ejecutando”.

“Tenemos claro que en proyectos de este calibre es la movilización ciudadana la que propicia que las administraciones acaben tomando las medidas que debería tomar sin necesidad de tanta movilización”, ha sentenciado.

En proyectos de este calibre es la movilización ciudadana la que propicia que las administraciones acaben tomando las medidas que debería tomar sin necesidad de tanta movilización.

Por su parte, la portavoz adjunta de la comisión de energía de Equo, Rosa Martínez, ha señalado que, de acuerdo a la estrategia gasística española, “no sería necesaria la construcción de ese almacén de gas”.

A su juicio, el uso de gas debería estar en retroceso según los acuerdos climáticos de París y la estrategia de reducción de emisiones de carbono que el Gobierno de España se va a ver obligado a adoptar en función de este tratado internacional, que es vinculante, ha añadido la portavoz.

En opinión del coportavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, la “joya de la naturaleza española” se está convirtiendo en una “instalación industrial” con el “permiso y beneplácito” del Ministerio de Industria y de la Junta de Andalucía.

 

Puedes leer el artículo completo aquí.

Artículo publicado originalmente en Diario Sur el 11/10/2016.

EQUO impulsará iniciativas parlamentarias para frenar el proyecto de Gas Natural que amenaza Doñana

Diputados de EQUO a nivel nacional y autonómico han comprobado in situ los daños económicos y medioambientales que puede provocar este proyecto. Para EQUO apostar por un proyecto gasístico como este es apostar por agudizar el cambio climático. La apuesta clara debe ser un cambio de modelo energético.

Esta mañana el diputado de EQUO en el Congreso, Juantxo López de Uralde, y la diputada autonómica en el grupo andaluz de Podemos y coportavoz de EQUO Andalucía, Carmen Molina, han visitado en Doñana la zona donde las máquinas enviadas por Gas Natural  se encargarán de convertirla en un almacén de gas.

El pasado 15 de marzo, el gobierno en funciones otorgó la denominación de utilidad pública al proyecto de extracción de gas en Doñana, Marismas Occidental, el primero de los cuatro planeados por Gas Natural Fenosa, a través de sus filiales Petroleum Oil & Gas España y Gas Natural Almacenamientos Andalucía, para construir dos nuevos pozos y gaseoductos dentro o en los límites del parque natural.

“El gobierno que “en funciones” ha concedido la autorización a la empresa para convertir Doñana en un depósito de gas, ni siquiera se ha dignado en contestar a las preguntas que le formulamos la pasada legislatura” ha declarado López de Uralde “Entendemos que dar explicaciones de esta aberración también forma parte de sus funciones, así que vamos a seguir insistiendo hasta conseguir frenar esta barbaridad”.

 

Para Carmen Molina, “Apostar por un proyecto gasístico como este es apostar por agudizar el cambio climático. La apuesta clara debe ser un cambio de modelo energético a través de energías limpias y renovables. Recursos como el sol y el viento es algo que tenemos de sobra en Andalucía”.

 

EQUO en colaboración con otras formaciones políticas, como Podemos e IU, está llevando a cabo varias iniciativas parlamentarias con el fin de lograr la paralización del proyecto. Igualmente desde el partido verde han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para sumar la voz de la ciudadanía a las iniciativas políticas que están desarrollando.

 

Puedes leer el artículo completo aquí.

Artículo publicado originalmente en Tercera Información el 16/09/2016.

 

DOÑANA en el punto de mira

Demasiadas agresiones a nuestro Parque Nacional

El Parque Nacional de Doñana es un mosaico de ecosistemas que albergan una biodiversidad única en Europa. Especialmente vulnerable y frágil es la marisma, de extraordinaria importancia como lugar de paso, cría y refugio de miles de aves europeas y africanas. En el Parque viven especies únicas y en serio peligro de extinción, como el águila imperial ibérica y el lince ibérico.

En Doñana confluyen un conjunto de ecosistemas (playas, dunas, cotos, marismas…) que le dotan de una personalidad única. Sus tierras son ricas y fértiles, ya que la marea deposita sedimentos que enriquecen sus suelos. Las marismas cumplen también importantes funciones, como la de amortiguar y minimizar las corrientes marinas cuando hay mucho viento o tormentas.

Al principal río que la baña, el Guadalquivir, también le llegan amenazas que comprometen la conservación de Doñana, en forma de vertidos contaminantes, desviación de sus aguas mediante trasvases y otras alteraciones como el dragado que, de llevarse a cabo, destrozaría el lecho del río. Y cuando se pone en peligro la marisma, se ponen en peligro ecosistemas muy valiosos y necesarios para gran cantidad de especies de fauna y flora, pero no solo para ellas, también para los pueblos de la zona que tienen en la existencia del humedal su mayor riqueza. Por tanto, debería quedar claro su relevancia y la necesidad de mantener su integridad.

Siendo el más emblemático de nuestros parques nacionales, sin embargo vive acosado permanentemente por todo tipo de proyectos, como:

  • la extracción de hidrocarburos,
  • la extracción —más allá de lo razonable— de agua del acuífero que es el corazón de la marisma,
  • la contaminación de esas aguas con pesticidas y productos usados en la agricultura intensiva que lo cercan,
  • el proyecto de dragado del río Guadalquivir, que arrasaría donde desemboca,
  • las amenazas de fracking y de sondeos incontrolados,
  • las presiones urbanísticas que no cesan,
  • las exigencias que vuelven, una y otra vez repetidas, de carreteras que atraviesen el parque,
  • o el impacto de los rocieros.

 

Puedes leer el artículo completo aquí.

Artículo publicado originalmente en el El Blog Sostenible el 19/09/2016.

Equo critica al Gobierno por justificar con el cambio climático la situación de Doñana

EQUO Andalucía ha criticado este viernes la actitud del Gobierno central, que ha tratado de “utilizar” el cambio climático para justificar su inacción en Doñana, tras la llamada de atención de la Unión Europea, que amenaza con sanciones a España por su negligencia en el cuidado de esta joya natural, “amenazada por la agricultura intensiva” y por “proyectos gasísticos”, entre otros.

En una nota remitida por la formación política consideran que es “una verdadera desfachatez” por parte del Gobierno en funciones del PP que, mientras en otras ocasiones insiste en negar o minimizar los efectos del cambio climático, ahora “los esgrima para tapar sus carencias”, ha reprochado la coportavoz de Equo Andalucía, Carmen Molina, que precisamente este viernes ha estado en el Parque Nacional con otros colectivos analizando las distintas amenazas que se ciernen sobre el espacio natural.

Entre las mismas destacan los efectos negativos que está ocasionando en el acuífero la agricultura intensiva, con pozos ilegales de los que se sirven diversas fincas de forma irregular para regar sus cultivos; o el visto bueno, por parte del Gobierno central, al proyecto de almacenamiento de gas que Gas Natural pretende llevar a cabo en el entorno del paraje.

Ante estas “continuas agresiones, obviándolas y tratando de restarles importancia”, según el informe al que hacen referencia los medios de comunicación, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente de Gobierno central encargado de gestionar los recursos hídricos de entorno del parque, “alega que es el cambio climático el que pone en riesgo el paraje, eludiendo su responsabilidad y tratando así de zafarse de las más que probables sanciones”.

Según ha declarado Molina, el asunto es lo “suficientemente serio” como para que no se utilice como excusa a nuestra conveniencia. Molina ha exigido al Gobierno que “se ponga manos a la obra de una vez” para “blindar” Doñana frente a las continuas agresiones a las que se ve sometida.

Puedes leer el artículo completo aquí.
Artículo publicado originalmente en La Información el 22/07/2016.