Archive Tag:Juan López de Uralde

Doñana se muere

La semana pasada se cumplió el plazo para que España (el Gobierno y la Junta de Andalucía) enviase a la Unesco su evaluación sobre Doñana a raíz de las advertencias del organismo internacional sobre el estado de una de nuestras más preciadas joyas ecológicas y la mejor representación que tenemos de ecosistemas tan valiosos como los humedales. En función del análisis que haga la Unesco de ese informe (y de la realidad), Doñana puede pasar de ser patrimonio protegido a entrar en la lista negra de patrimonio amenazado.

La actual preocupación por el estado de Doñana no es algo nuevo; las advertencias, tanto de la Unesco, como de la UE, como de las ONG, vienen ya de lejos. Sin embargo, no se están tomando medidas. Ni las urgentes ni las importantes; ni pensando en el medio y largo plazo, ni tampoco en el corto, para resolver la situación de permanente amenaza que pende sobre el espacio, hasta ahora presuntamente protegido. La autorización del Ministerio de Energía —mientras el de Medio Ambiente mira para otro lado— del proyecto para convertir Doñana en un almacén de gas solo es la última de las lamentables decisiones que se están tomando sobre este entorno privilegiado.

 

 

Los desafíos para blindar esta joya llamada Doñana son muchos; desde la extracción de hidrocarburos hasta el proyecto de dragado del Guadalquivir, pasando por la extracción —más allá de lo razonable— del agua del acuífero, que es un ataque directo al corazón de la marisma. A esto hay que añadir la contaminación de esas aguas con pesticidas y productos usados en la agricultura intensiva que lo cercan, las presiones urbanísticas que no cesan, o las exigencias recurrentes de proyectos de infraestructuras de carreteras que atraviesen el parque.

Si la UNESCO decide nombrar a Doñana patrimonio amenazado, es posible que sea el punto de inflexión para salvar el parque.

Ante todo ello la respuesta enviada a la Unesco es que el estado de Doñana es “satisfactorio”. Y luego incorporan toda una serie de matices a esa respuesta: aseguran que no se autorizará el dragado “en profundidad” del río Guadalquivir, sin aclarar qué implica el término “en profundidad”; o que la mina de Aználcollar, cuyo desastre en 1998 alcanzó el parque, no tiene “proyecto de explotación”; aunque existe una adjudicación y el Ayuntamiento ya están lanzando los procesos de contratación. Todas esas excusas no suenan mucho mejor que cuando esgrimieron el cambio climático para evitar la sanción por el deterioro de Doñana. Ese cambio climático tan preocupante que ni se acordaron de ratificar el Acuerdo de París hasta que llegó la cumbre de Marraquech.

Puedes leer el artículo completo aquí.

Artículo publicado originalmente en El País el 15/12/2016 y elaborado conjuntamente con Juan López de Uralde, coportavoz de EQUO y diputado.

 

EQUO impulsará iniciativas parlamentarias para frenar el proyecto de Gas Natural que amenaza Doñana

Diputados de EQUO a nivel nacional y autonómico han comprobado in situ los daños económicos y medioambientales que puede provocar este proyecto. Para EQUO apostar por un proyecto gasístico como este es apostar por agudizar el cambio climático. La apuesta clara debe ser un cambio de modelo energético.

Esta mañana el diputado de EQUO en el Congreso, Juantxo López de Uralde, y la diputada autonómica en el grupo andaluz de Podemos y coportavoz de EQUO Andalucía, Carmen Molina, han visitado en Doñana la zona donde las máquinas enviadas por Gas Natural  se encargarán de convertirla en un almacén de gas.

El pasado 15 de marzo, el gobierno en funciones otorgó la denominación de utilidad pública al proyecto de extracción de gas en Doñana, Marismas Occidental, el primero de los cuatro planeados por Gas Natural Fenosa, a través de sus filiales Petroleum Oil & Gas España y Gas Natural Almacenamientos Andalucía, para construir dos nuevos pozos y gaseoductos dentro o en los límites del parque natural.

“El gobierno que “en funciones” ha concedido la autorización a la empresa para convertir Doñana en un depósito de gas, ni siquiera se ha dignado en contestar a las preguntas que le formulamos la pasada legislatura” ha declarado López de Uralde “Entendemos que dar explicaciones de esta aberración también forma parte de sus funciones, así que vamos a seguir insistiendo hasta conseguir frenar esta barbaridad”.

 

Para Carmen Molina, “Apostar por un proyecto gasístico como este es apostar por agudizar el cambio climático. La apuesta clara debe ser un cambio de modelo energético a través de energías limpias y renovables. Recursos como el sol y el viento es algo que tenemos de sobra en Andalucía”.

 

EQUO en colaboración con otras formaciones políticas, como Podemos e IU, está llevando a cabo varias iniciativas parlamentarias con el fin de lograr la paralización del proyecto. Igualmente desde el partido verde han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para sumar la voz de la ciudadanía a las iniciativas políticas que están desarrollando.

 

Puedes leer el artículo completo aquí.

Artículo publicado originalmente en Tercera Información el 16/09/2016.